Los ladrones de setas en Soria

setas cesta

Estamos en plena campaña micológica, y miles de aficionados  se acercan a nuestros montes para disfrutar de un día en la Naturaleza. Sin embargo, no todos tienes buenas intenciones. Nos referimos a los recolectores furtivos, aquellos que no tienen ningún tipo  permiso para estar en los cotos, y que intentan expoliar a nuestras amigas.

Para hacernos una idea,  si la ley permite recoger 5 kilos por día y persona, ellos se llevan todo lo que pueden en una jornada para venderlo sin ningún tipo de control. De hecho, aunque no se sabe con certeza cuanto dinero mueve este mercado negro, si se estima que  mueve millones de euros.

setas cesta

En Soria, se ha convertido un problema de primer orden

Este problema cobra especial importancia en  la provincia de Soria. Así el diario Norte de Castilla en una de sus informaciones habla de  que, a pesar de que llevamos pocos días de campaña, la Guardia Civil ya ha interceptado 3 toneladas de setas y han levantado media docena de campamentos de recolectores ilegales, escondidos en los montes.

En su mayoría integrado por ciudadanos de procedencia rumana, que han visto una forma de ganar dinero.  Aunque, hay que ser sinceros, se estima que estos recolectores suelen cobrar 20 euros al día, sin contrato, y malviven en estos campamentos, alimentados de latas de conserva, según recoge el Diario del Norte de Castilla.

Al preguntarles sobre el destino de  estos  kilos y kilos de seta y hongos  dicen que serán vendidos en los mercados cercanos, pero, esta misma fuente apunta de que la gran parte de la carga, fundamentalmente Boletus y níscalos,  acaba en camiones frigoríficos con dirección a Mercabarna para su distribución en Barcelona y alrededores.

Es más, estos recolectores furtivos saben que la multa por coger más setas de las permitidas por la normativa oscila entre 100 y 400 euros, pero, al no disponer de una residencia fija finalmente no la pagarán, como atestigua esta misma información, puesto que no podrán localizarlos.

Soria, setas, recolectores ilegales, furtivos

Los números de otros años

No hay duda que para los pueblos de Soria se ha convertido en un auténtico problema por el daño que causan en sus montes y parajes. Un problema que cada día crece más y más, a pesar de los dispositivos puestos en marcha para combatir a este tipo de recolectores. Las autoridades temen que este “boom”, en cierto modo,  pueda perjudicar a una de las mayores fuentes de riqueza para la zona como es el micoturismo.

Y no es para menos, ya que en la anterior campaña de recogida de setas, se batieron récords 15 toneladas de setas decomisadas y más de 700 personas denunciadas. Y en este año previsiblemente se vuelve a batir, puesto que las denuncias presentadas ya superan a la mitad.

Te pueden interesar estos artículos