Setas tóxicas y venenosas. La importancia de conocerlas

Amanita-phalloides

Todo aficionado a la micología tiene la obligación de conocer las setas más tóxicas y venenosas que puede encontrar en el monte.

En La Casa de las Setas, como tienda micológica de referencia para todos los aficionados a las setas, nos gusta dar a conocer las características de las setas comestibles más frecuentes. Pero hay que dejar claro que las primeras setas que cualquier aficionado a las setas tienen que saber reconocer son aquellas setas que pueden hacerle daño.

Por ello, y además de hablar de cestas de mimbre, de mochilas, navajas para setas y toda la equipación setera, hoy vamos a explicar cuáles son las setas más tóxicas que podemos encontrar

¿Cuáles son las setas venenosas más peligrosas?

Vamos a enumerar aquellas variedades de setas que van a poder darnos un buen susto si por error acaban en nuestra cesta de setas. Y no hablamos de un susto pequeño, no. Muchas de ellas son están consideradas setas mortales y una pequeña porción de ellas puede causar la muerte de una persona adulta. Poca broma con ellas

Ranking de las setas toxicas de la Península Ibérica

Amanita phalloides

amanita phalloides - cicuta verde - farinera borda - amanita mortal - setas venenosas - la casa de las setas

Podemos decir que debido a su gran toxicidad podemos considerar a la cicuta verdeo Amanita phalloides como el hongo más peligroso de los que podemos encontrar y sin duda el que más envenenamiento causa temporada tras temporada

Se trata de una clásica Amanita, con volva y anillo. Es característico su color verde grisáceo en el sombrero y su pie láminas y anillo de un blanco puro.

Debido al tono de su sombrero se suelen confundir con alguna rusulas de color verde, aunque la ausencia de volva y anillo ayuda a diferenciarlas

Amanita verna y Amanita virosa

Se trata de Otras muy similares a la Amanita phalloides y también de gran toxicidad, incluso mortales. Son muy similares a la fariñera borda o A phalloides pero de color blanco puro. Una de aparición primaveral, a Amanita verna y otra otoñal, la A. virosa.

Estas amanitas las podemos encontrar principalmente en bosque caducifolios aunque también en pinares.

Los síntomas de envenenamiento suelen aparecer pasadas las 7-9 horas desde su ingesta.

Cortinarius

Cortinarius orellanusC. Speciosissimus y otros

cortinarius orellanus

Una buena parte del genero cortinario están clasificadas como setas muy toxicas y venenosas. Para nuestra suerte se trata de setas poco comunes y fáciles de identificar por su “corina” y su hábitat de bosques de hoja caduca y coníferas

La tardía aparición de los síntomas por envenenamiento de Cortinarios suelen aparecer pasados unos días por lo que suelen ser complicados de identificar al principio.

El envenenamiento por Cortinarios causa síntomas como sequedad en labios y boca, pérdida de apetito, cefaleas y trastornos intestinales y renales

Gyromitras

Gyromitra gigasG. esculentaG. infula

A pesar de haber sido considerada como comestible y muy apreciadas en determinadas zonas del pirineo y otras zonas europeas, hablamos de una seta muy tóxica. Sobre todo si se consume fresca o poco cocinada.

La intoxicación que produce su consumo se manifiesta pasadas algunas horas en forma de trastornos intestinales y digestivos.

Las variedades Gyromitra esculenta y Gyromitra gigas las podemos encontrar asociadas a los pinos y son setas primaverales, mientras que  Gyromitra infula es una seta otoñal.

Amanita muscaria

amanita muscaria - la casa de las setas

La típica seta de los enanitos. Un hongo muy tóxico que una vez consumido presenta alteraciones intestinales y nerviosas, alucinaciones y trastornos mentales. Estos síntomas aparecen entre 1 y 4 horas después de consumirlas.

La principal confusión de esta seta se produce con la oronja o Amanita caesarea, aunque esta última presenta tanto el pie como las láminas de color amarillo mientras que la A muscaria son blancas. Las motas blancas del sombrero también son muy características de esta colorida seta.

Hablamos de una seta otoñal, con preferencia de los suelos ácidos y con predilección por zonas de alta montaña, a diferencia del ou de reig o A caesarea

Amanita pantherina

Esta seta provoca síntomas muy parecidos a los provocados por el “reig bord”, pero son bastante más intensos debido al alto contenido en sustancias tóxicas de esta seta

Es una seta otoñal, que encontraremos tanto en bosques de pinos como de árboles de hoja caduca-

Esta seta provoca confusiones con la A spissa y sobre todo con la Amanita rubescens.

Omphalotus olearius

A pesar de provocar intoxicaciones que no llegan a ser mortales sí que son bastante graves que en muchas ocasiones necesitan de ingreso hospitalario. Los síntomas aparecen a las pocas horas de su ingesta, en forma de nauseas, vómitos y diarreas y fuertes dolores intestinales

La confusión de esta seta suele ser con el rebozuelo, C. cibarius y con el falso rebozuelo o Hygrophoropsis aurantiaca, pero la seta de olivo suele crecer sobre tocones de olivo y rara vez sobre robles o encinas, pero nunca sobre pinos, mientras que los rebozuelos lo hacen sobre la tierra

Tricholoma pardinum

Provoca intoxicaciones de carácter grave, aunque rara vez mortales. Se caracterizan por provocar diarreas, vómitos y trastornos graves del intestino. Suelen aparecer al poco rato de su ingesta

La confusión que produce con otras setas se centra en el fredolic o t. terreum, aunque esta última es mucho más pequeña. Si comprobamos la consistencia del pie, en el caso del t, terreum está vacío y es fibroso, el de T. pardinum está lleno.

Inocybe

Inocybe fastigiataInocybe patouillardi y otras

Las setas inocibes suelen ser de tamaño pequeño. Es recomendable no recolectar ninguna variedad de esta especie, ya que no tienen valor en la cocina y su confusión con especies venenosas es muy fácil. Es recomendable no recolectar setas inocibes.

La intoxicación provocada por los inocibes aparece enseguida en forma de sudoración fuerte, trastornos nerviosos e intestinales

Clitocybe

Clitocybe dealbataClitocybe rivulosa y otras

Esta variedad provoca intoxicaciones similares a las producidas por los inocibes. Debemos desechar los clitocibes de color blanco por su alta toxicidad.

Los encontraremos en una gran cantidad de hábitats, desde jardines y prados a todo tipo de bosques

La confusión más habitual se produce con la seta chivata o fariñera, la Clitopilus prunulus, que tiene láminas de color rosa, carne muy quebradiza mientras que los clitocibes tóxicos tienen  las láminas blancas y la carne muy fibrosa

Boletus satanás

boletus satanas - la casa de las setas

A pesar de no ser toxica mortal sí que es muy toxica y provoca trastornos intestinales severos. Es una seta que encontraremos a finales de verano y otoño en suelos calcáreos asociadas a árboles de hoja caduca.

Su carne se vuelve azul al corte y puede llegar a alcanzar un tamaño considerable.

Lepiota helveolaLepiota brunneo-incarnata y otras lepiotas de pequeño tamaño

Dentro de las Lepiotas encontramos algunas setas de las más peligrosas y en algún caso como la bruneo-incarnata o la L. helveola llegan a ser  mortales.

A pesar de no ser muy abundantes provocan no pocas intoxicaciones temporada tras temporada al crecer en bordes de caminos y en hábitats urbanos

Todas las lepiotas venenosas tienen un tamaño pequeño. La confusión se produce por parecido a la Macrolepiota procera pero la diferencia de tamaño entre estas especies hace que no debamos recolectar ninguna Lepiota menor de 15 cm.

La intoxicación provocada por las lepiotas pequeñas es muy similar al provocado por la Amanita phalloides o farinera borda

Galerina marginata

Se trata de un hongo muy pequeño que crece sobre troncos de conífera. A pesar de su tamaño provoca una de las intoxicaciones más graves, similares a las provocadas por la A phalloides, pero también por ser muy pequeñas no se producen muchas intoxicaciones. Aunque hay que estar alerta para que no entre en nuestra cesta ningún ejemplar de esta seta

Paxillus involutus

Consumido sin cocinar genera intoxicaciones de carácter grave llegando a ser mortal en ocasiones

Hay recolectores que consideran que después de varias cocciones eliminando el agua de cocción esta seta se convierte en comestible, pero nosotros recomendamos dejarla en el monte y no consumirla

Entoloma sinuatum

entoloma sinuatum

Provoca trastornos intestinales muy graves. La confusión generada por esta seta se da con el clitocibe nebularis o clitocibe gris. La diferencia entre ambas radica en el color de las láminas que en el clitocibe son blancas mientras que las de la entoloma son rosadas.

Es una seta de otoño que podremos encontrar en bosques de alcornoques principalmente

Setas tóxicas y venenosas hay muchas más, pero creemos que conociendo estas que os hemos nombrado podréis recolectar setas en el monte con seguridad.

Recordad que no se debe consumir ninguna seta de la que no estemos 200% seguros de su identificación. Ante cualquier duda, debemos dejarla en su sitio.

Salud y setas, pero que no sean tóxicas

Te pueden interesar estos artículos