Amanita caesarea, oronja placer del César

amanita caesarea - la casa de las setas

Amanita caesarea, oronja, ou de reig o huevo de rey, gorringo, yema de huevo, tana, monjola, araiña, ovoli… muchos nombres diferentes para denominar a la reina de las setas.

Sin duda la seta más codiciada por los recolectores de setas comestibles. Sigue leyendo y descubre dónde crece y cuando buscar esta preciada seta.

Será por su color anaranjado, por la alegría que da descubrir un huevo de amanita cesárea entre las hojas, o simplemente por su delicado sabor si te gusta cocinar con setas. Nos encontramos ante la reina, y que menos que arrodillarnos ante ella, sacar la navaja y colocarla dulcemente en nuestra cesta de mimbre.

Es una seta con un sabor delicado, algunos dirán que en exceso. Pero no podemos negar que un buen carpaccio de oronja con unas gotas de aceite es una de las recetas con setas que no debemos dejar de probar. Pero, ¿cuándo debemos buscar oronjas? y ¿dónde crecen? podemos confundirlas con otras setas no comestibles?. Muchas preguntas que esperamos despejar en este artículo. Así que, ves afilando tu navaja porque en breve van a empezar a aparecer y esperamos que con estas indicaciones puedas por fin encontrarlas.

Amanita caesarea, una seta con mucha historia

El nombre de Amanita cesarea, le viene a esta seta por la afición que tenía a ella el emperador César Augusto, que se las hacía traer por correos especiales a caballo desde todos los rincones de imperio, Hispania entre ellos.

Los romanos a esta amanita la llamaban “boletus” y en su calidad la colocaban a la altura de la “ambrosía” que nadie sabía exactamente lo que era, pero se trataba del alimento de los dioses, que se suponía que tenían a su alcance las cosas más exquisitas.

Su nombre está también muy unido al del emperador Claudio, que dejó constancia histórica por su afición a la misma y al que esta terminó por constarle la vida, cuando Agripina, su esposa y hermana de Calígula, sustituyó esta seta en su dieta por la mortal Amanita phalloides, provocando su muerte y subida al trono de su hijo Nerón.

Este macabro favor fue agradecido por el nuevo emperador pocos años después ordenado la muerte de la propia Agripina, su madre.

De todas formas, resulta curioso e interesante que el valor gastronómico que los romanos daban a esta seta (no hay que olvidar que la “ambrosía” era también el alimento que hacía inmortales a los dioses), no se corresponda con la opción que de la misma tuvieran los médicos en la antigüedad, y Dioscórides tenía en general muy mal concepto de todas las setas y en uno de sus textos afirma: “Todos los hongos generalmente, por escogidos que sean, si se comen sin discreción, quiero decir en grande abundancia, dan la muerte ahogando. Porque como sean de su naturaleza esponjosa, luego que entran en el estómago, embeben en si todos los humores que hallan con los cuales se hinchan y dilatan de tal manera, que ni pueden ir ni atrás ni adelante, y así es necesario que compriman los instrumentos de la respiración y por este respecto, impidiendo el anhélico ahoguen”, texto que se recoge en la Guía Incafo de los Hongos de la Península Ibérica, que lo ha popularizado.

Ya en época mucho más reciente, pero en los albores del conocimiento micológico, Pío Font Quer, habla de la cesárea en términos muy elogiosos por ser una seta conocida y apreciada en Cataluña en el primer tercio del siglo pasado.

Da su nombre en catalán, reig y ou de reig cuando ya está más crecida, y comenta que en Provenza es llamada oronjo y que de este nombre se ha derivado el de oronja en castellano, aunque quizás este último provenga también del tono de su sombrero, parecido al de las naranjas, identificando oronja con naranja.

También recoge Font Quer las voces vascas para referirse a esta seta: gorringo, kurinto, gureta, korozo y mulato.

amanita caesarea - la casa de las setas

Características de la amanita caesarea

Su nombre científico es Amanita caesarea, y ya en tiempos de la antigua Roma, era manjar exclusivo de los césares. Macroscópicamente es una seta que realmente llama la atención y una vez localizada no tiene casi confusión con otras setas tóxicas. Así que una vez localicemos zonas propicias para buscar esta seta podremos disfrutar de su recolección.

¿Cómo son las oronjas?

Sombrero

Su sombrero suele ser grande, de buen diámetro entre los 7 y 26 cm. en ejemplares en fase de desarrollado avanzado. su cutícula tiene un color anaranjado muy característico, y, con frecuencia, aparece decorado con restos de su volva. En cuanto a su textura, es carnoso, consistente y compacto. Con la edad tiende a volverse esponjoso. En sus inicios posee una forma globosa, que pasa a tomar forma convexa o casi plana en su madurez.

Cutícula

Su cutícula se separa fácilmente. Si lo hacemos podremos ver la carne que posee un tono amarillo anaranjado muy característico. Es  lisa en su superficie, y con humedad adquiere viscosidad, así como brillo, principalmente en su etapa de desarrollo. Una característica de la amanita caesarea es u margen estriado, agudo, muy visible en sombreros adultos.

amanita caesarea - la casa de las setas

Láminas

Las láminas de la oronja también son muy especiales. Su color amarillento pálido se torna dorado en su madurez. Son numerosas, flocosas, libres y anchas.

Pié

El pié es cilíndrico, recto y robusto. Igual que las láminas es de un tono amarillento, al igual que el anillo. No es extraño que ejemplares adultos puedan llegar a tener pies carnosos de dimensiones grandes, entre 1 y 3 o 4 cm de diámetro y unos 22 cm de altura.

Anillo

El anillo es frágil, del mismo tono que el pié y las láminas, colgante, membranoso y estriado.

Volva

La volva es una característica fundamental de esta especie de amanita. Es amplia, blanca o con ligeras tonalidades grises y en forma de saco. En setas en desarrollo esta volva rodea por completo a la seta, en forma de huevo. Es muy común recolectar oronjas en este estado, aun sin desarollar el pie ni el sombrero.

Amanita caesarea, dónde encontrarla

Esta es la pregunta que todos los aficionados a buscar setas nos hacemos, ¿en qué tipos de bosque buscar oronjas?

La cesárea ama los suelos silíceos y ácidos, y no gusta de las tierras con cal. , siendo también factible encontrarla en determinados jarales que anteriormente fuero bosque.

El ou de reig o tana, crece en forma aislada aunque también en grupos numerosos en bosques de encinas o alcornoques, caducifolios, robles o castaños, aunque también es común encontrarla en coníferas, aunque bastante menos. Tampoco le hace feos a los  hayedo o madroñales, siendo también factible encontrarla en determinados jarales que anteriormente fueron bosque. .

Prefiere los suelos silíceos (ácidos) y en cuanto a altitud, aparece en cualquier zona desde el nivel del mar hasta media montaña. Es abundante en el área mediterránea, aunque aparece abundantemente en zonas del interior y del norte de la Península.

¿En qué zonas puedo encontrar oronjas?

Al ser una seta termófila es frecuente en los bosques de este tipo de Huelva, norte de Sevilla, Badajoz y Cáceres, y en el Parque de los Alcornocales en la provincia de Cádiz lindando con Málaga.

También es frecuente en Cataluña, Navarra, zonas puntuales del País Vasco (que casi se ha quedado sin sus bosque porque aparecía en los bortales y robledales y de ambos quedan pocos) y también de Castilla León, La Rioja, y en general en cualquier bosque de caducifolios ácido.

Reina escondida

Si su belleza y delicado sabor fueran pocos alicientes para su búsqueda, la cesárea posee un atractivo más que es todo un acicate para el setero: la dificultad de su encuentro y la satisfacción que el mismo produce.

La cesárea no es rara, pero es difícil y caprichosa.

Le gusta el calor y la humedad y estas dos características no se suelen dar simultáneamente, sino que en nuestro suelo suele llover cuando el tiempo está ya algo fresco, tanto en otoño como en primavera, y la oronja es friolera.

Esto hace que muchos años simplemente no aparezca porque no se dan las dos circunstancias climatológicas al mismo tiempo. Es el caso de los robledales del Sistema Central, en los que aparece la cesárea y en ocasiones con abundancia, pero es fácil que pasen cinco o diez años sin que se asome a la superficie.

amanita caesarea - la casa de las setas

¿Cuándo hay que buscar Amanita cesárea en 2020?

Esta seta es una especie a la que le gusta el calor del suelo, termófila. Así empezará a aparecer a finales de primavera, en verano y principios de otoño. Pero, ojo, siempre después de las tormentas. Necesita episodios de lluvias de unos 15 o 20 l/m2 para empezar a “mover”. Después de una buena tormenta estival, o mejor varia,  deberemos esperar entre 18 y 22 días para verlas aparecer. No es extraño verlas brotar en un secarral en verano, pero hay que tener en cuenta que las lluvias que le hacen falta para eclosionar le han caído muchos días antes. Esas lluvias junto al calor del suelo les van a bastar para empezar a crecer!

Se trata de una especie mu caprichosa que no suele repetir aparición todos los años, quizás porque necesite un desarrollo más amplio que otras setas. Si vamos a buscarla, deberemos fijarnos en claros soleados con preferencia por suelos con orientación sur, sureste.

Cuando vamos a buscar oronjas, no es extraño encontrar otras setas a las que también les gusta el calor. Así no será complicado dar con algunas especies de boletus como el Boletus aereus, el boletus erythropus o el tóxico boletus satanás. También podremos encontrar alguna amanita rubescens. Por supuesto las russulas. Les encanta el calor, Russula virescens, vesca o russula cyanoxantha, y como no algunas variedades de Cantharellus, rebozuelo o rosiñol.

Buscar amanitas caesareas 2020

Las copiosas lluvias que hemos sufrido junto a las altas temperaturas de este 2020 hacen de este año una buena temporada. Habrá que estar atentos a nuestros setales de oronjas porque tras las lluvias de verano nos podremos llevar alguna sorpresa en forma de huevos naranjas

Confusión amanita caesarea con otras setas tóxicas

Se trata de una especie que tiene mucha dificultad para confundirla con otras setas. Principalmente con la Amanita muscaria. Otra amanita de colores rojos anaranjados que en épocas de lluvias puede desprenderse de sus característicos restos de volva, las típicas escamas blancas que la hacen famosa. Para eviar confusiones deberemos fijarnos en las láminas y el pié. En esta especie son predominantemente blancos. Con un simple vistazo evitaremos una desagradable confusión.

amanita caesarea - la casa de las setas

¿Es comestible la Amanita caesarea?

La respuesta es sencilla… una de las mejores!!! Se considera excelente comestible en todas las guias de setas. Su sabor delicado la hace exquisita, y además se puede consumir de múltiples formas. Incluso cruda. Es de las pocas especies que se pueden cocinar crudas, en carpaccio.

Su carne, es tierna, espesa y de tono amarillento dorado. Su delicado sabor, con reminiscencias a nuez, la hace muy apreciada en la cocina micológica.

Es recomendable que eliminemos la volva, que en desarrollo avanzado puede llegar a amargar. Además es la zona que alberga mayor cantidad de esporas, así que si tenemos la suerte de recolectar un buen ejemplar de ou de reig, eliminemos en el monte la volva. Así contribuiremos a su proliferación en el monte.

Ojo a los visitantes! Es una seta estival a la que le suelen atacar larvas, así que hay que revisar bien los ejemplares que recolectemos y si es posible conservarlos lo antes posible en frio.

La cesárea es una seta que une en grado máximo una belleza sorprendente y una gran calidad gastronómica.

Oronjas, un tesoro para los buscadores de setas

En el mundo de la micología y entre los seteros, tiene tanta fuerza el propio atractivo de las setas y su misteriosa y caprichosa vida –verdadero desafío de la naturaleza- como su calidad gastronómica.

Hay que decir, que en algunos casos el aspecto culinario predomina sobre el micológico, como, por ejemplo, en el de los níscalos.

El Lactarius deliciosus, es una bonita seta de atractivo color anaranjado, pero que aparece semienterrada entre la pinocha de los bosques  de coníferas, apenas se le ve en el campo, y al poco tiempo de recogerlo empieza a tomar unas tonalidades verdosas que son lo menos atractivo que hay en el mundo y que no invitan en absoluto a consumirla, sino más bien a tirarla.

En otros casos, como en de la Tremella mesentérica, o el de la Sarcoscypha cocinea, la belleza de la seta justifica con creces el tiempo dedicado a su búsqueda por la maravilla de su colorido, quedando su valor práctico olvidado.

El caso de la oronja, ou de reig, tana, o Amanita cesarea, es único porque es al mismo tiempo una de las mejores setas que podemos encontrar desde el punto de vista gastronómico, y quizás la más bella de las setas, combinando el blanco inmaculado de su volva con el amarillo suave e intenso de yema de huevo de sus láminas y pies, y el fantástico color naranja de su sombrero.

La cesárea en el campo es una maravilla de color que invita a su contemplación y fotografía (después también a su recolección, porque hay al César lo que es del César, y en este caso el dicho viene como anillo al dedo).

Fotos de amanita caesarea

¿Aún tienes dudas de cómo son las amanitas cesareas, oronjas, tanas, ous de reig o como le llamen en tu zona? Echa un vistazo a estas preciosas imágenes de esta seta. Seguro que van a eliminar las pocas dudas que puedas tener!

¿Cómo cocinar amanita cesarea?

Esta especie de hongo comestible es de las pocas que permite un consumo sin cocinarla, así que vamos a aprovecharlo y proponeros una deliciosa receta de carpaccio de amanita caesarea. Sencillo, delicioso y preparado en un santiamén. Seguro que triunfas si te animas a preparar esta receta de amanita cesarea.

Os proponemos un carpaccio de ou de reig que combina muy bien con una vinagreta o unas gotas de aceite y limón. Únicamente utilizaremos el sombrero. Es importante utilizar un cuchillo bien afilado para poder cortar las láminas de la amanita y que no se rompan. Además, con un par de buenos ejemplares vas a tener más que suficiente!

amanita caesarea - la casa de las setas

Ingredientes

  • 300 g amanita cesarea fresca, preferiblemente en estado huevo
  • 100 g de parmesano (o grana padano). Laminado fino
  • 40 g de piñones
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceto o Vinagre de módena
  • Sal maldon en escamas

Elaboración

Limpiaremos bien las amanitas eliminando posibles restos de tierra. Nos ayudaremos de un paño húmedo. Para evitar el desagradable tacto de la tierra, es mejor realizar esta operación con paciencia para conseguir un buen resultado.Con un pelador de patatas o un cuchillo bien afilado hacemos lascas o láminas finas de queso, preferiblemente parmesano.En una sartén saltearemos los piñones en una sartén. No utilizar aceite y vigilar el fuego para que no sea demasiado fuerte. Los piñones le van a dar el punto a esta receta :-)Mientras utilizando una mandolina o un buen cuchillo bien afilado cortaremos la setas. Es importante hacer las láminas muy muy finas.Aliñaremos las setas con aceite de oliva virgen extra y sal maldon en escamas.Decoramos con los piñones, las láminas de parmesano y unas gotas de aceto o vinagre de módena dulce.Tus invitados alucinarán con el sabor y la textura de esta seta, no en vano es LA REINA

Si te ha gustado este post, compártelo y ayúdanos a mejorar con tus sugerencias y comentarios

Te pueden interesar estos artículos