✅ Consejos para deshidratar alimentos

✅ Consejos para deshidratar alimentos

Cada vez contamos con más accesorios para cocinar. Y una de las opciones más interesantes del mercado consiste en deshidratar alimentos con un deshidratador.

En la Casa de las Setas disponemos de una  completa gama de secaderos de alimentos que  nos ayudarán a conservar por más tiempo y con todas sus propiedades intactas desde frutas y verduras hasta setas, carnes y pescados.

Si sientes curiosidad por esta técnica de conservación y eres un apasionado de la gastronomía, sigue leyendo.

Si quieres aprender más acerca de las setas deshidratadas y diferentes métodos de conservación de las setas estos artículos te pueden interesar:

Dehidratar alimentos. Características y propiedades de los alimentos deshidratados

Antes de nada, vamos a ver en qué consiste este proceso. Deshidratar alimentos consiste en eliminar totalmente la humedad de un producto determinado. De esta manera, quedará de un tamaño más reducido, pero alargará su tiempo de conservación hasta unos dos años aproximadamente.

Con este proceso podremos utilizar alimentos de temporada (como las setas) en cualquier época del año y con todo su sabor.

Las setas deshidratadas llevan siglos utilizándose en la cocina, especialmente en la asiática. Y es que no hay mayor placer que cocinar un arroz con setas en pleno verano o elaborar una salsa con setas de temporada para la pasta cuando te vas de vacaciones.

Esta es otra de las mayores ventajas de deshidratar alimentos y de la comida deshidratada. Es fácil de transportar y no requiere frío para una perfecta conservación.

Ventajas de deshidratar alimentos y cocinar alimentos deshidratados

Y si te parecen pocas las ventajas de la cocina con alimentos deshidratados, aún hay más.

El proceso de rehidratación es muy fácil. Tan solo deberemos añadir los alimentos en agua y esperar unos minutos.

Lo ideal es partir de agua que ya has hervido con anterioridad e infusionar los alimentos con el recipiente lejos de la fuente de calor. Exactamente igual que harías al preparar una infusión, pero dejando el producto reposando de 40 a 50 minutos.

Cuando ya ha recuperado la humedad, lo pasamos todo a un colador y lo dejamos escurriendo unos minutos. No debes tirar el líquido en el que has rehidratado los alimentos. Ese líquido estará cargado de sabor y de nutrientes, y te servirá para enriquecer el plato aún más.

También puedes congelar ese caldo resultante para utilizarlo en otras recetas en cualquier momento. Recuerda que el alimento recuperará toda su humedad y con ella todo su volumen.

Una vez rehidratado el producto podrás cocinar lo que quieras: un risotto, una guarnición, una salsa o un guiso en caso de que decidas deshidratar setas. Con la verdura y la fruta deshidratada pasa exactamente lo mismo, una vez que recuperan la humedad están listas para cocinar.

¿Qué es un deshidratador de alimentos?

Actualmente podemos conseguir un deshidratador doméstico a muy buen precio. Son unos aparatos con varios pisos con rejillas que generan calor desde la base. Cada modelo especifica el modo de uso, que tan solo difiere en el grosor del corte del alimento que vayas a deshidratar. Tan solo deberás tener en cuenta las características de cada modelo, como la potencia o el tamaño.

Como has podido comprobar, deshidratar alimentos en casa es más fácil de lo que parece. No lo dudes ni un momento y descubre una nueva forma de conservar tus productos de temporada favoritos durante todo el año.

¿Utilizas ya un deshidratador de alimentos? Cuéntanos cuál es tu opinión y algún truco que utilices. Lo publicaremos en próximas actualizaciones de este artículo y en nuestras redes sociales.

¡Salud y setas deshidratadas!

 

Related posts

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.