Polainas

Mostrando 1-3 de 3 artículo(s)

POLAINAS

En los últimos tiempos, las polainas se han convertido en un accesorio casi imprescindible para garantizar una buena salida a la montaña o al bosque. No solo protegerán tu calzado, sino que también evitarán roces con ramas o diferentes elementos que puedas encontrarte.

A pesar de estar fabricadas con materiales resistentes, también son ligeras, lo que permitirá que des ágilmente zancadas y camines cómodamente durante toda la ruta que hayas planificado.

Es cierto que existen diferentes tipos de polainas, ya bien sean de caña baja o alta, tradicionales o de tobillo...así que su elección dependerá del tipo de actividad que vayas a realizar.

La fantástica historia de las polainas

Polaina viene del francés “poulaine”, que significa “piel de Polonia”, ya que era de Polonia de donde se importaba la piel para confeccionar las polainas, a principios del siglo XV. Este invento, en un primer momento fue utilizado por los pastores y labradores, y se sujetaba a la pierna con hebillas metálicas.

En diferentes partes del mundo, a las polainas también se les reconoce como gaiters, leggins, spats o puttees, especialmente en los países de habla inglesa.

Su evolución ha sido fascinante, pues desde los cowboys o los hippies de los años 60 hasta los tiempos más modernos, tanto hombres como mujeres han usado polainas; ya bien sea para protegerse del degaste de pantalones, mordeduras de animales, evitar la entrada de piedras en el calzado o incluso picaduras de insectos.

Sin olvidarnos de uno de sus usos más extendidos: mantener las piernas calientes.

Nuestras favoritas: de senderismo o montaña

Uno de los artículos más importantes en una equipación setera son las polainas. Gracias a su tejido, protegerán tu ropa de la humedad y de posibles rasguños. Son un accesorio resistente y fácil de transportar ¡apenas ocuparán espacio en tu mochila!

En la Casa de las Setas, contamos con una sección de polainas de nylon, perfectas para evitar que te mojes. Cuentan con cremallera y sujeción metálica para la suela del calzado. Y, además, están disponibles en color verde, azul y camuflaje. Con cremallera o con cierre elástico, ¡como más te guste!

Escoge la que mejor se adapte a tus necesidades y adéntrate en los más profundo del bosque porque con las polainas vas más que protegido de cualquier imprevisto.

Polainas de monte, un invento de protección y sujeción esencial

La polaina es una prenda de abrigo que sirve de protección desde el tobillo hasta la rodilla, y la forma de colocarla es muy sencilla: se pone en la zona exterior de la bota y del pantalón, enganchándose al pie con una correa, cinta o cuerda.

En función de su utilidad, podemos encontrar diferentes tipos de cierres: botones, cremallera o simplemente elasticidad, aunque cualquiera de los tres cumplirá con su función perfectamente: sujetar y proteger.

Así que si, por ejemplo, estás pensando escaparte a la nieve o en hacer alguna ruta por la montaña en condiciones climáticas extremas, debes saber que contar con unas polainas es prácticamente esencial. ¡Protégete del frío, las plantas rastreras o el agua... y que nada te pare!

¿Para qué sirven las polainas?

En primer lugar, debes saber que las polainas pueden colocarse encima de la bota o encima del pantalón, proporcionando una cobertura total desde la punta hasta por debajo de la rodilla. Están diseñadas para actuar contra muchos factores externos, pero eso dependerá del uso que tú le quieras dar.

Proteger tus piernas de los arañazos de alguna maleza, roces o simplemente mantener tus botas en perfecto estado. También puedes utilizarlas como un aislante térmico o como adorno. ¿Para qué las utilizarás tú?

En cuanto a sus características, debes saber que las polainas son totalmente impermeables (eso significa que también te protegerán del barro), están fabricadas con un material muy resistente y son transpirables, lo que evita condensar el sudor de los pies.

Polainas para setas, un regalo con el que acertarás seguro

Si estás pensando que regalarle a un amante de las setas y  la naturaleza y todavía no te has decidido, nosotros te lo ponemos fácil: polainas.

Con su infinidad de usos, el afortunado no solo podrá disfrutar de un cómodo paseo por el bosque, sino que podrá adentrarse en la naturaleza con total tranquilidad para recolectar setas, plantas, flores... ¡Irá siempre protegido y resguardado del frío!

Y no olvides que en la Casa de las Setas siempre estaremos encantados de atenderte, así que si tienes alguna duda, ¡Ponte en contacto con nosotros!