Sandwich de setas de cardo con ajetes

Sandwich de setas de cardo con ajetes

Receta de Sandwich de setas de cardo con ajetes

En vez de una pizza que es lo más socorrido, podemos comernos este bocata que está de lujo, y por supuesto, más sano y nutritivo imposible. ¿Quieres saber cómo se hace y qué lleva para que esté tan rico?Pues, adelante, te lo contamos a continuación.

Ingredientes para 4 personas

  • 8 rebanadas de pan de pueblo, aunque, esto te lo dejamos a tu elección
  • unas setas de cardo, de 12 a 16 ejemplares
  • 4 ajos tiernos
  • 4 lonchas de queso, nosotros apostamos por uno de tipo de Roncal, pero, tú elige el que más te guste. El que mejor le va a esta receta es alguno de los elaborados con leche de oveja de sabor intenso y algo picante. Eso sí, debería tener en su composición, al menos, un 45% de materia grasa
  • aceite de trufa negra
  • aceite de oliva virgen
  • rúcula
  • sal

sándwich de setas

Elaboración

Limpia bien las setas, aunque, puedes comprarlas deshidratas, y en ese caso, tendrás que rehidratarlas siguiendo las indicaciones. Normalmente introducirlas en agua tibia durante unos minutos, y si quieres enriquecerlas puedes sumergirlas en un caldo casero o, incluso, cerveza.

Por otro lado, puedes trocearlas o dejarlas enteras, como a ti te guste más. A continuación, tuesta el pan por las dos caras  en una parrilla. Y colocas las rebanadas en el plato de cada comensal.

Unta la parrilla con un poquito de aceite de oliva y cuando esté caliente pon tus setas de cardo con una pizca de sal, vuelta y vuelta. También, añade los ajos tiernos loncheados, pero, no pierdas ojo porque se hacen muy rápidos. Aparta cuando ya estén listos.

Es la hora de montar nuestro sándwich, tostada o bocata. En la primera capa, añadimos la rúcula, colocamos nuestras setas, unos 3 ó 4 por cada plato, y en la tercera capa, la loncha de queso que coja temperatura para que se derrita un poquito.

Y como colofón, encima de todo, ponemos el ajo a la parrilla. Aún falta, el último toque, y hasta cierto punto mágico, porque echamos un chorreón del aceite de trufa negra. Ya huele que alimenta.

Cerramos nuestro sándwich con la otra rebanada que nos queda, y así con cada uno de ellos. Date prisa en servirlo, porque recién hecho está directamente de escándalo. ¿Te imaginabas que fuera tan rápido y fácil?

Si lo haces, ya sabes cuéntanos cómo te ha ido, incluso, si descubres algún truquillo, y si te has atrevido a elaborarlo con otro tipo de seta, como  los  Boletus, por ejemplo.

Related posts

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.