✅ Risotto de gurumelos y bacalao

✅ Risotto de gurumelos y bacalao

Llega la temporada del Gurumelo, la Amanita ponderosa. Es la seta comestible más tempranera del año y en algunos rincones ya han aparecido este mes de enero! Crece en las dehesas del sur y el centro de la Península y tiene una textura firme y un sabor espectacular.

En La Casa de las Setas no podemos dejar pasar la ocasión y añadir esta receta a nuestra colección de recetas de risottos con setas. La mezcla de arroz y setas es sin duda una de las mejores maneras de cocinar las setas comestibles.

Así que id preparando vuestro libro de recetas, poniendo el delantal de micochef y limpiando las manos porque empezamos a cocinar gurumelos

Ingredientes del Risotto de gurumelos y bacalao (para 4 personas)

  • 175 grs de bacalao desalado y desmigado
  • 450 grs de arroz para risotto, tipo redondo
  • 350 grs de gururmelos
  • media cebolla
  • 1 vaso de vino blanco
  • 3-4 dientes de ajo
  • 100 grs de parmesano o grana padano
  • perejil picado
  • tomillo
  • 2-3 nueces de mantequilla
  • aceite de oliva virgen extra
  • pimienta negra
  • 1/2 l de agua templada

Como cocinar un risotto de gurumelos y bacalao

Es importante desalar previamente el bacalao para no llevarnos sorpresas. Ponerlo en agua tibia alrededor de 24 h cambiando el agua 2-3 veces será sufifiente

Picamos la cebolla y el perejil. También troceamos los gurumelos en dados

Mientras, en una cazuela añadimos un poco de aceite de oliva, una nuez de mantequilla y cuando coja temperatura añadiremos los ajos enteros y la cebolla. Dejamos que bailen un poco en el aceite caliente y añadimos la amanita ponderosa. Añadiremos un poco de pimienta. Ojo: esta receta no lleva sal añadida ya que el bacalao nos la va a proporcionar

Al cabo de unos minutos añadiremos el arroz. Es importante no dejar de remover durante toda la cocción para conseguir la textura cremosa del risotto. Añadiremos entonces el vino, seguiremos removiendo y una vez se haya absorbido, incorporamos el tomillo y el resto de agua tibia, de vaso en vaso. Removeremos.

Es el momento de añadir el bacalao desmigado, le damos unas vueltas y añadiremos el agua restante poco a poco, removiendo con una cuchara de madera.

Justo antes de rertirar el guiso del fuego, añadiremos un poco de queso previamente rallado junto al perejil picado. Removeremos un poco más y dejaremos reposar el risotto alrededor de 2 minutos.

Se recomienda servir caliente y acompañar de un vino blanco. Al ataque!!!

Related posts