Niscalos 2020, empieza la temporada de robellones

niscalo2016

La temporada de níscalos comienza en tres, dos, uno …. ¿estás preparado para salir en su búsqueda? Te contamos cómo y dónde encontrarlos

Níscalos 2020, la gran esperanza. Esperamos una buena campaña aunque para ello van a hacer falta lluvias. Venimos de una temporadas de níscalos, 2018 y 2019 que se puede considerar bastante buenas dependiendo de las zonas analizadas. 

Aunque también es cierto que los años anteriores, 2017 y 2016 fueron pésimos. Principalmente la campaña 2017, donde fue muy complicado encontrar unos pocos rovellons en todo el año. La “pertinaz” sequía que se prolongó desde verano hasta bien entrada la primavera de 2018 hizo que en muchas de las mejores zonas para buscar níscalos apenas apareciesen. 

Todo un disgusto para buena parte de los aficionados a buscar setas, que tienen este tipo de seta comestible entre sus favoritas.

¿Eres un fanático de los níscalos? entonces esta camiseta “ROVELLONES” te va a encantar

Necesitarás una buena cesta para recolectarlos. Nuestra cesta niscalera es la mejor opción y muy bien de precio

Para cortar los níscalos lo ideal es una navaja tranchete. Elige entre más de 70 modelos diferentes

2020 año de níscalos

Pero este año 2020 parece que las circunstancias son diferentes. Hemos tenido una campaña de primavera de récord, con floraciones masivas de algunas setas primaverales como perrechicos o boletus pinophilus. Las lluvias han llenado embalses y ya nadie habla de escasez de agua.

Las tormentas primaverales han caído en abundancia y bien, sobretodo en las zonas tradicionales de recolección de Lactarius deliciosus, así que a poco que vuelva a caer alguna otra tormenta de verano, se liará “parda”.

Después de las lluvias de primavera ya se han visto fotografías en facebook y en foros de los primeros níscalos de la temporada de setas 2020. Los micelios están cargados y en la parrilla de salida y a poco que les caiga un chaparrón empiezan a fructificar. 

Las lluvias tienen que continuar y si vienen acompañadas de una bajada de temperaturas no tendremos que esperar mucho tiempo para que empiecen a aparecer nuestros preciados rebollones. Así que vamos a comentar algunas curiosidades acerca de los Níscalos.

 

Características de los níscalos 2019

Aunque se les conoce popularmente como níscalos, cada región los denomina de una forma diferente. Por ejemplo reboñuelo, rebollón, rovellón, esne gorri, etc. Este nombre popular engloba las diferentes especies de lactarius de leche naranja y que son obviamente comestibles: Lactarius deliciosus, Lactarius sanguifluus, Lactarius semisanguifluus, Lactarius salmonicolor, …

En muchas zonas de la Península, donde tradicionalmente se han recolectado estos hongos comestibles casi como única especie, existe un dicho que dice que “hay 2 tipos de setas, los níscalos y las otras”

El desconocimiento de otras especies junto a la cantidad de esclatasangs que salen en algunas zonas donde buscar estas setas, hace que para muchos aficionados este dicho sea casi verídico.

Vanos a explicar algunos detalles y características de estas setas naranjas para despejar dudas.

 

Níscalos 2019, mizcalos, rebollones, esclatasangs, esnegorri, latouros…. mil nombres para la seta naranja

El níscalo, rovellón o rebollon, científicamente llamado Lactarius Deliciosus es una de las setas más comunes, creciendo en bosques mixtos y sobretodo en pinares, de ahí uno de sus nombres populares, pinetell.

Fotografías de níscalos

A todos los aficionados a las setas nos gusta fotografiar rovellons. Su color anaranjado queda muy bien en las imágenes de níscalos así que hemos recopilado algunas buenas fotos de estas setas para ir haciendo boca

¿Cuándo buscar níscalos?

Los rebollones son setas que aparecen principalmente en otoño recolectándose sobretodo en los pinares que llenan la geografía ibérica. Como en la mayoría de setas, los años lluviosos hacen que aparezcan en mayor cantidad. Así que este año tendremos que ir contando los días transcurridos desde las próximas lluvias. Tendremos que esperar 20-22 días, pero con total seguridad contaremos con ellos fieles a su cita. Eso sí… con el permiso de las temperaturas.

Tipos de níscalos comestibles

Quizás una de las razones que hagan este seta una de las más populares sea su fácil identificación ya que independientemente de la calidad gastronómica de cada especie de niscalo, todos los lactarius de leche naranja son aptos para su consumo. 

Por norma general se dice que los más sabrosos son los sanguifluus o rovellón vinoso, aunque para gustos colores… En este artículo sobre los níscalos explicamos las diferencias entre estas especies

 

Alerta al color de la leche

Aunque generalizamos en el nombre hay varias especies de níscalos excelentes de sabor: L. deliciosus, L. sanguifluus y L. semisanguifluus. Para poder determinar qué tipo de níscalo es el que hemos recolectado deberemos prestar atención a la “leche” que desprenden al corte.

Así el L. deliciosus, presenta una leche de color anaranjado que no cambia. Mientras tanto las otras 2 especies de rovellons excelentes tienen tonalidades rojizas, entre remolacha y sangre el L. sanguifluus y una mezcla de las 2 anteriores tonalidades el L. semisanguifluus que inicia con un tono anaranjado pero que vira a tonos remolacha oscuros con el tiempo. 

En cualquier caso las 3 especies de rebollones son excelentes

Si el tono de la “leche” que desprenden es blanquecino o de color crema, estamos con total seguridad ante alguna otra variedad de lactarius no comestible. Lactarius Chrysorreus, L. mediterranensis, L. zonarius, L. mairei... serían los candidatos con más probabilidades.

 

Níscalos verdes, buenísimos

 

Son setas muy delicadas y cuando reciben golpes se manchan de zonas verdosas fruto de la oxidación. Estas manchas los hacen más “feos” pero igualmente sabrosos. En algunos casos hasta podremos encontrar ejemplares completamente verdes. Deberemos extremar el cuidado en su recolección para poder llevar a casa setas completamente naranjas.

Al recoger las setas hay que hacerlo con cuidado sin tocar las laminas de debajo del sombrero, precisamente para no estropearlas y se vean verdes luego.

Níscalos. Propiedades nutricionales

 

Una de las características de esta seta es su alto contenido en agua, entre el 80% y 93%, lo que los hace un alimento con bajo contenido en grasas e hidratos de carbono.

El níscalo –como se le conoce en gran parte de la geografía- posee una gran cantidad de vitaminas y minerales, sus 23,80 Kcal. por cada 100 gr lo hacen un alimento muy bajo en calorías. Además es una muy buena fuente de potasio y ayuda a eliminar la retención de líquidos en el cuerpo.

Otros minerales que encontramos en su composición son el cobre, que nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmunitario y nervioso, y el fósforo, imprescindible en la correcta formación huesos y dientes.

niscalos2016

Alto contenido en selenio del níscalo

 

De todos los minerales que contienen los rebollones hay que destacar su alto contenido en selenio. Este mineral ayuda a descontaminar de metales pesados nuestro organismo, además de ser un excelente antioxidante. Ideal para personas que viven en zonas con alto índice de contaminación.

Las vitaminas que aportan tanto los niscalos como la mayoria de setas comestibles no son pocas. Entre ellas hay que destacar la vitamina B, en especial B2 y B3. Muy importantes para mantener una buena salud de cabello y reforzar uñas y huesos. También aumentan nuestras defensas.

Seguramente miraremos con otros ojos los primeros rebollones del 2020 que consigamos. Bien buscándolos nosotros o comprándolos en el mercado, ya que éstos resultarán ser un regalo muy saludable.

Níscalos en la cocina

 

Como la mayoría de setas, poseen un alto contenido de agua lo cual condiciona su conservación: frescos aguantan unos días, pero se estropean, así que una buena opción sería deshidratarlos o hacer conserva de níscalos. Si prefieres comer níscalos deshidratados, comprobarás que concentran sus sabores y sus aromas.

Valor nutricional (por 100 gramos)

  • Calorías: 14 kcal
  • Grasas: 0,67 g
  • Fibra: 6,89 g
  • Proteínas: 1,89 g
  • Hierro: 1,3 mg
  • Potasio: 310 mg

Respecto a sus cualidades culinarias, cabe destacar un tradicional plato, robellones a la brasa. Son una auténtica delicia si las setas son frescas, aunque son muy fáciles de cocinar. Además aportan un sabor inigualable a la mayoría de nuestros guisos con setas. A la plancha con una picada de ajo y perejil. O cocinados en salsa de tomate o simplemente salteados con ajetes están de miedo.

Esperamos ansiosos la aparición de los primeros, mientras iremos preparando nuestra equipación setera para tenerlo todo listo en nuestra primera salida a por setas de otoño 2019.

Seguro que conoces a más de un niscalero, así que comparte este artículo con él. ¡Seguro que le interesa!

Te pueden interesar estos artículos