🍄 Cordyceps militaris, contra la Procesionaria de los pinos ✅

infografia-cordyceps-militaris-vs-procesionaria

Cordyceps militaris, esta pequeña seta, que a simple vista podría parecer una pequeña Clavaria por su forma y color anaranjado, podría ser la solución a la plaga de gusanos de Procesionaria que está afectando a los pinares de nuestra geografía.

Lo sorprendente de esta seta es que no se alimenta de madera muerta o de restos vegetales. Los Cordyceps militaris se alimentan de orugas. Parasitan las larvas y crisálidas de la oruga de la Procesionaria de los pinos, Thaumetopoea pytiocampa.  Así, en vez de insectos, de las lavas parasitadas crecen estas diminutas setas muy difíciles de ver.

Estas setas, como todas las especies de hongos, producen esporas que empujadas por el viento se espracen por las zonas donde habitan las orugas. La Procesionaria de los pinos se alimenta de los brotes de pinos, las acículas tiernas que permiten la supervivencia de estos árboles. Las esporas quedan impregnadas en los nidos de procesionaria y entre los pelos de las orugas. Así esperarán a que estas orugas bajen al suelo para enterrarse y convertirse en crisálidas.

Cordyceps militaris

Ahí entran en acción las esporas del Cordyceps militaris. Encuentran las condiciones óptimas para poder desarrollarse y se alimentan del insecto causándole la muerte. El hongo continúa su desarrollo y produce unos pequeños carpóforos de color anaranjado que volverán a esparcir sus esporas.

 

Esta caracatrerística forma de vida es común a las diferentes especies de Cordyceps. Cada una está especializada en un tipo de insecto, y en algunas especies llegan a modificar en su propio beneficio la conducta del insecto parasitado. Hay una especie, Cordyceps sinensis, que es muy utilizada en la medicina tradicional por sus propiedades medicinales.

¿Quieres conocer los diferentes hongos medicinales? Te recomendamos este libro de setas

Cómo actúa el hongo Cordyceps militaris sobre la procesionaria?

En primavera son visibles una gran cantidad de pinos que no tienen prácticamente cubierta verde, están mediosecos y tienen una gran cantidad de nidos blancos. Esta especie de copo de color blanco son los nidos que utiliza la oruga  Thaumetopoea pytiocampa, conocida popularmente como Procesianria de los pinos. Este insecto actualmente es una plaga que está afectando a una gran cantidad de pinares de nuestra geografía.

Durante la primavera, podemos ver un gran número de pinos despojados de su cubierta verde. Tiene apariencia de estar semi-secos y salpicados de grandes copos blancos. Estos copos son los nidos de una oruga conocida con el nombre de “Procesionaria”. Una auténtica plaga que es la causante de la defoliación de nuestros pinares.

La particular forma de desplazarse de estas orugas le ha dado su nombre de Procesionaria. Cuando se desplazan lo hacen en fila, como en una procesión. Así forman filas numerosas que pueden llegar a más de un centenar de insectos.

Estos insectos están cubiertos de unos pelos muy urticantes. Pueden dispersarlos y desprenderlos si son molestados, produciendo irritación en la piel y mucosas. Llegan incluso a producir alergias que pueden tener consecuencias muy graves.

Estas orugas tejen un nido parecido a una bolsa donde pasan el día, entre las acículas del pino de las que se alimentan. Los nidos están formados por una multitud de filamentos de seda muy fuertes que además son resistentes al fuego. Cuando salen en busca de su alimento, los pequeños brotes del pino, utilizan un fino hilo de seda que utilizan como guía para volver al nido. Este hilo guía hace que vayan de vuelta en procesión.

Es a principios de primavera, cuando ya son adultas, cuando descienden al suelo y se entierran para continuar su ciclo. Y entonces las esporas del Cordyceps militaris entran en acción.

Estas pequeñas setas tienen forma claviforme. Son de pequeño tamaño de entre 2 a 6 cm de alto. Se alimentan de la larva y emergen del suelo como si fuesen pequeñas llamaradas de color amarillo-naranja vivo. Cada una de ellas ha colonizado la larva de una procesionaria que no volverá a reproducirse.

Este hongo no es una solución definitiva a esta plaga. Pero si es una demostración de lo beneficiosos que son los hongos para la vida del bosque.

Si te ha gustado el post, compártelo!

 

Te pueden interesar estos artículos